Lipoaspiración de papada, mejillas y reborde mandibular - Clinica Elements - Cirugía y Médicina Estética

Lipoaspiración de papada, mejillas y reborde mandibular

La lipoaspiración es un procedimiento de alta demanda en la actualidad, gracias a que es un procedimiento ambulatorio y con resultados que impactan al paciente desde el primer momento.

¿Quienes son candidatos a este procedimiento?

Es un procedimiento transversal que realizan pacientes entre los 30 y los 60 años.

Los pacientes más jóvenes lo realizan para contornear el rostro cuando tienen más bien un rostro redondo.

¿En qué consiste el tratamiento?

La Laserlipolisis es un método mínimamente invasiva que se utiliza para reducir los cúmulos de grasa.

Sobretodo en la «papada”, contorno mandibular y los «mofletes» de forma efectiva y ambulatoria.

Consiste en introducir una fina fibraóptica láser debajo de la piel, así el láser «degrada» la grasa permitiendo quitar volumen a las zonas tratadas.

Además, gracias a los efectos que produce el láser en la piel, esta se pega al plano profundo mejorando además la flacidez residual.

El tratamiento se realiza con anestesia local, por lo que es indoloro y de carácter ambulatorio.

¿Qué pasa después de que me realizó el procedimiento?

Una vez realizado el procedimiento se produce una leve inflamación local que suele durar entre 24 a 72 horas pudiendo extenderse según sea el caso.

Durante 48 hrs el paciente no podrá realizar actividades deportivas, pero no queda inhabilitado para realizar sus actividades laborales de manera normal.

¿Con quién debo realizar este procedimiento?

El procedimiento debe ser realizado por un médico cirujano quien evalúa al paciente y explica los alcances de la intervención.

Además debemos realizarlo en un lugar que cuente con las certificaciones del Seremi de salud.

¿Qué resultados esperar?

Varían de paciente en paciente, si el paciente es correctamente seleccionado se podrán evidenciar resultados que reflejan la reducción significativa de la papada, mejillas y reborde mandibular.

Traduciéndose en un rostro más anguloso y estilizado.